Se cumplen 25 años del ataque a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA), que dejó como saldo 85 muertos y centenares de heridos. La fecha del 18 de Julio, se establecerá como Día de Duelo Nacional. 

La causa AMIA, representa una devaluación de la Justicia frente a las operaciones de encubrimiento, que han determinado que tras 25 años de ese cruento atentado, todavía no podamos esclarecer la verdad sobre lo que ocurrió.

La causa representa también un estado de oscuridad en nuestra historia reciente.  Cada vez es más difícil pensar, o tener la esperanza de encontrar una respuesta. Más aun luego del acuerdo con Irán y el homicidio del Fiscal Alberto Nisman.

El Estado en cualquiera de sus estratos, comenzando por la Justicia, y siguiendo por quienes tenían la responsabilidad de investigar, ha fracasado, lamentablemente avalando la impunidad. Se trata de una institución con fines sociales, donde murieron Argentinos, situación más que suficiente para exceder cualquier suspicacia que trate de deternimar el atentado, a un conflicto de índole internacional. El tema queda claramente expresado en el slogan de este aniversario: “85 vidas arrancadas, 25 años de impunidad”.

AMIA es una deuda, que muchos queremos se salde. Sobre todo los familiares, y luego los que anhelamos pensar que alguna vez aprendimos. Confiar en la Memoria y la Justicia, como una responsabilidad ética de nuestro país. 

Atentado a la AMIA, 18 de Julio de 1994 – Calle Pasteur 600, Ciudad de Buenos Aires, Argentina (Foto de Archivo Medios Argentinos).
AMIA, 25 AÑOS

Deja un comentario

X