intg_Obs_Inseg_FacDer

“LANZAMIENTO OBSERVATORIO UNT PARA MONITOREAR LAS POLITICAS DE SEGURIDAD EN LA PROVINCIA DE TUCUMÁN”

Con la participación de la decana de la Facultad de Derecho, Dra. Adela Seguí, el lunes 4 de mayo, a las 20, será presentado el Observatorio de Políticas Públicas en Seguridad Ciudadana y Prevención de la Violencia, que funcionará en esa unidad académica. El nuevo espacio de investigación fue impulsado por el legislador provincial Fernando Valdez, quien además es profesor de Derecho del Consumidor en esa facultad de la Universidad Nacional de Tucumán.

En presentación, que se realizará en la sede de Derecho (25 de Mayo 471) disertarán el especialista en seguridad y carceles Leandro Halperín (Universidad Nacional de Buenos Aires), un representante del Observatorio del Observatorio Internacional de Prisiones y el legislador Valdez quien integra la Comisión de Seguridad en la Cámara provincial.

Con esta propuesta queremos responder a la necesidad de estudiar y monitorear desde un ámbito académico las políticas públicas de seguridad. Agradezco a la decana Seguí haber receptado esta iniciativa y haberla impulsado desde el claro compromiso democrático que está imprimiendo a su gestión.

Los esfuerzos existentes merecen un espacio de trabajo coordinado para un análisis completo y complejo de las diferentes manifestaciones de la violencia, mediante la utilización de metodologías y herramientas idóneas que pongan énfasis en el seguimiento, monitoreo y vigilancia de las políticas públicas implementadas por el Estado para evaluar si logran mitigar los efectos nocivos de las conductas violentas.

La violencia e inseguridad se han convertido en una agenda inconclusa e irresuelta que sigue exigiendo enormes esfuerzos en cuanto a intervenciones de políticas públicas eficaces. Es evidente que Tucumán registra un importante vacío de gestión de conocimiento en el área de seguridad ciudadana, ya que esta problemática es abordada desde una mirada exclusivamente policial o militar, cuando no de endurecimiento de penas, y se posterga con esa mirada escuálida la necesidad de crear un cuerpo de funcionarios de gestión pública civil, con especialistas integrados como programadores y ejecutores de políticas profesionales, científicas, rigurosas y continuas.

El proyecto busca articular la formación de profesionales con las necesidades acuciantes de una sociedad que tienen entre sus primeras preocupaciones los efectos del pronunciado incremento de la delincuencia. El aprendizaje no puede ser solo teórico y debe vincular a los alumnos, docentes y miembros de la comunidad educativa con la realidad circundante para alcanzar estándares elevados en la prevención y disuasión de las manifestaciones de la violencia mediante políticas públicas adecuadas. La academia tiene la responsabilidad de asumir el deber de atender con visión pluralista y multidisciplinaria los problemas sociales, considerando fundamental propender a la producción de fuentes de conocimiento útiles para el conjunto de la comunidad.

 

Observatorio de Seguridad, para monitorear la violencia
Etiquetado en:        

Deja un comentario

X